Movility

Movámonos con inteligencia

Las TI están transformando la movilidad urbana, incluyendo sistemas de gestión del tráfico inteligente, aplicaciones de movilidad personalizada y vehículos autónomos impulsados por la inteligencia artificial. En este contexto, la colaboración entre gobiernos, empresas y la sociedad será clave para la transformación de la movilidad urbana. ¿Estamos listos para vivir en ciudades más habitables y sostenibles?

Mitos de la IA

Inteligencia Artificial: ¿A prueba de fallas?

Cierro esta serie de artículos sobre IA con una cuestión fundamental: ¿Hasta qué punto es hoy en día infalible esta tecnología? ¿Podría tratarse de un mito social alimentado por expectativas poco realistas? Sin duda, comprender su grado de confiabilidad nos permitirá aprovecharla al máximo, incrementando nuestra productividad y cosechando los ansiados beneficios económicos y sociales que asociamos a ella.

Mitos de la IA

¿Las computadoras tomarán decisiones más objetivas?… Otro mito de la IA

En mis más recientes publicaciones he estado comentando sobre los mitos que se han creado en torno a la Inteligencia Artificial (IA), la cual ha generado grandes expectativas, pero también mucha especulación sobre sus capacidades y sobre la idea de que ésta reemplazará al ser humano en el campo laboral o incluso (como si se tratara de una película distópica de los 80s,) acabará con la humanidad.

Blog Óscar Díez Martín

Mitos de la IA: Solo aquellos trabajos menos calificados serán reemplazados

Como ha sucedido en diversos campos de la automatización, existe la creencia de que con la llegada de la Inteligencia Artificial (IA), serán las tareas de menor valor las que irán desapareciendo, mientras que las de mayor jerarquía se mantendrán para disfrutar de las mieles de la eficiencia operativa y los rendimientos cosechados del campo digital.

Pero, en el caso de la IA, la historia puede ser muy diferente y podría afectar a una amplia gama de ocupaciones, lo que incluye algunos trabajos de alta especialización. De hecho, son muchos empleos que requieren habilidades manuales y físicas las que pueden mantener su vigencia aún en un entorno de inteligencias digitales avanzadas, encontrando su lugar en ecosistemas ciber-físicos y haciéndolo bajo ambientes más cómodos con mayor compensación.

Mitos de la IA

Mitos de la IA: ¿Adiós a nuestros trabajos?

Hace poco leí un artículo en Financial Post acerca de la Inteligencia Artificial (IA) y el uso de nuevas tecnologías que decía: “Imagine a un grupo de caballos al final de la era Victoriana discutiendo sobre cómo la llegada del automóvil afectaría sus trabajos. Algunos sugerirían que cada mejora tecnológica hasta la fecha habría mejorado su calidad de vida. Otros podrían decir que aunque la nueva máquina tomara sus empleos, los humanos siempre requerirían caballos por lo que su futuro económico estaría a salvo”.  

Las nuevas tecnologías como la IA siempre van a generar cambios, a veces paulatinos y a veces abruptos, que literalmente nos mueven el piso y nos obligan a renovarnos. 

6 Mitos de la IA

6 mitos de la Inteligencia Artificial

Siempre que un tema se vuelve una tendencia y las conversaciones en torno a ella comienzan a formarse como fractales descontrolados, los hechos se diluyen entre la imprecisión, la emotividad y hasta la manipulación. Qué mejor ejemplo actualmente que la Inteligencia Artificial.
En este artículo presento un recuento de algunos Mitos relacionados con la inteligencia Artificial, los cuales, aclaro, podrían otros estar o no de acuerdo, y seguramente habrá más mitos por ahí, pero eso se los dejo a su propia experiencia o análisis lúdico. 

Technology in the hands of businessmen

Los océanos azules de la informática

La tecnología sin duda detona cambios importantes en la sociedad, tanto en aspectos culturales como económicos. En particular, las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TIC) han generado cambios vertiginosos en los últimos 30 años y reducido de manera dramática los ciclos de vida de algunos productos. Pensemos por ejemplo en la tecnología de paging  (localizadores o beepers), que surgió en la década de los 90 como un fiel acompañante de la telefonía celular análoga, con dispositivos siempre prendidos en la cintura del usuario.